FILTROS SOLARES FÍSICOS

Actualizado: 7 de jul de 2020

Son pigmentos minerales que actúan como pantallas opacas reflejando y dispersando las radiaciones UVB y UVA, la luz visible e infrarrojos según el tamaño de partícula y el grosor de la capa aplicada.

Los filtros físicos actúan reflejando o desviando la radiación solar formando una barrera opaca que actúa a modo de pequeños espejos, su efecto bloqueador inicia al momento de la aplicación.

Los filtros físicos son químicamente inertes, por lo que no suelen producir fotosensibilidad. Las principales sustancias que forman parte de este grupo son: dióxido de titanio, óxido de cinc, óxido de hierro, talco y silicatos como la arcilla, el caolín y la bentonita. Existen otras menos frecuentes como el carbonato de calcio y magnesio, el óxido de magnesio y el cloruro de hierro.

Tienen una gran ventaja, especialmente para los más pequeños, y es que no pueden ser absorbidos por piel. Como desventaja, su cosmeticidad es regular. Suelen ser texturas espesas que dejan la piel con un aspecto blanquecino.

Los últimos avances tecnológicos han permitido evitar el efecto máscara que producían estos filtros en la piel, al reflejar la luz visible. Actualmente, la elaboración de los filtros micronizados permite reflejar la luz UV, pero no la luz visible, para la cual este tamaño de partícula, aproximadamente de 100 nm, se hace transparente y mejoran su acabado cosmético.

Los filtros físicos son los filtros de elección para aquellas personas que tengan la piel sensible o tendencia a dermatitis.

Dra. Catherine Córdova Médico Dermatóloga

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo