¿Conoces tu tipo de piel?

Esta es una pregunta que genera mucha duda en mis pacientes y saber esto es muy importante para escoger adecuadamente los limpiadores (jabones), cremas, bloqueadores y maquillaje.

El tipo de piel está determinado por la emulsión epicutánea (relación entre la secreción de sudor y grasa), ésta viene a ser como la crema natural de nuestra piel.  El tipo de piel puede ser  Normal, Grasa, Mixta y Seca. Voy a hablarles un poco de cada tipo y de cómo cuidarla.

Comencemos con la Piel Normal (Eudérmica), es una piel suave y uniforme, generalmente mate o con brillo discreto, con poros poco visibles. Si tienes este tipo de piel puedes utilizar limpiadores syndet (limpiador sin jabón) para lavarte el rostro y cuerpo y cremas ligeras como leches corporales para hidratarte. No olvides utilizar un bloqueador fluido en tu rutina diaria.

La Piel Grasa es la que luce húmeda y brillante, gruesa, en la que los poros se ven dilatados. Está predispuesta a la formación de granos, espinillas, etc. Si tienes este tipo de piel deberías lavarla dos veces al día, puedes usar geles limpiadores especiales para piel grasa y continuar con un hidratante con efecto mate. Si vas a utilizar maquillaje que sea libre de aceite, debes usar bases ligeras y polvos sueltos o traslúcidos en vez de compactos. Nunca olvides quitarlo al terminar el día, para esto puedes utilizar agua micelar. Los bloqueadores en gel son los mejores aliados para este tipo de piel.

La Piel Seca se ve fina y opaca, los poros no se visualizan, se siente tensa y áspera sobre todo después del contacto con agua. Está predispuesta a arrugarse más rápido. Si tienes este tipo de piel te recomiendo utilizar limpiadores syndet para la limpieza diaria de cara y cuerpo y continuar con una crema hidratante para piel seca. Para la protección solar diaria lo ideal son los bloqueadores en crema.

Por último tenemos la Piel Mixta en la que solo nos referimos a piel de la cara. Vamos  a reconocer a la zona T (frente y nariz) más grasosa que las mejillas y contorno de ojos. Aquí tenemos que combinar dos tipos de cuidado. Para piel en la zona T (grasa) y para piel seca o normal en el resto de la cara.

Hay que recordar que los tipos de piel pueden ser sensibles al sol u otros agentes externos. Voy a hablarles sobre eso en el siguiente post.

Debemos saber que la piel no es estática, esta puede variar en el tiempo, conforme vayamos envejeciendo, enfermedades o estímulos externos como el clima.  La mejor forma de cuidar tu piel es empezar por conocerla. Trata de utilizar los productos adecuados en tu rutina diaria, para que tu piel luzca sana, radiante y feliz.

Recuerda siempre consultar con tu dermatolog@ de confianza, es el especialista idóneo para cuidar tu piel.

#consejos #piel

0 vistas0 comentarios

Contáctanos

Envíanos tu mensajes o consultas...

La Clínica

Dirección

Av Faustino Sánchez Carrión 615, Jesús María

Horarios

Lunes-Viernes
10AM-7PM

Sábados

10AM-4PM

Tel

+51 920 801 894 (WhatsApp)

+511 407 8500